Presentación del Decano

Bienvenido a la página web de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Complutense de Madrid, donde podrá encontrar información sobre la oferta docente (Grados,  Másteres y Programas de Doctorado) y la  investigación que se realiza en nuestra  Facultad.

La Facultad de Ciencias Químicas está situada en el Campus de Moncloa y comprende un conjunto de cuatro edificios construidos en diferentes épocas. El más antiguo (Edificio A), cuya fachada principal está en la denominada Plaza de Ciencias, se empezó a edificar durante la guerra civil, aunque se inauguró en 1941. A su espalda, y conectado con éste, se encuentra el Edificio B. Los dos más modernos, un aulario (Edificio C) y una biblioteca (Edificio D), empezaron a funcionar hace algo más de 10 años. En estos edificios se ubica una Facultad moderna y dinámica que ofrece a sus alumnos una excelente formación y en la que se realiza una investigación de primer nivel.

Utilizaré las primeras líneas del libro “General Chemistry” del bioquímico Linus Pauling (Premio Nobel de Química en 1954 y Premio Nobel de la Paz en 1962) para definir la química:

“El universo está compuesto de materia y energía radiante. Materia (del Latín materia) puede definirse como cualquier clase de masa-energía que se mueve con una velocidad inferior a la velocidad de la luz y energía radiante es cualquier clase de masa-energía que se mueve a la velocidad de la luz.

Las diferentes clases de materia las denominamos sustancias. La química es la ciencia de las sustancias… su estructura, sus propiedades y las reacciones que las transforman en otras sustancias.”

Más adelante Pauling reconoce que esta definición es a la vez demasiado restrictiva y demasiado general. Restrictiva, porque a la química también la concierne la interacción entre la materia y la radiación, desde el simple color de las sustancias (determinada por la absorción de radiación visible) a todas las poderosas técnicas de determinación estructural de éstas (espectroscópicas y de difracción). General, porque dentro de esta definición pueden entrar prácticamente disciplinas de todas las ciencias experimentales (físicas, biológicas, geológicas).

Aunque el objeto de estudio central de la química es la molécula: su síntesis o su aislamiento (producto natural), su caracterización, estructura, sus reacciones, su determinación cuantitativa, sus estados de agregación y propiedades. La química es hoy en día una ciencia interdisciplinar con múltiples puntos de contacto con otras disciplinas como la física, la biología, la geología, la farmacia, la medicina, etc.

Los estudios de química tienen una gran tradición en la Universidad Complutense. Primero formaron parte del conjunto de las ciencias pasando a ser, a partir de 1975, una titulación independiente. En la reforma de los planes de estudio de principios de los años 90, dos especialidades de la Titulación en Química, Química Técnica y Bioquímica, dieron lugar a dos nuevas carreras, Ingeniero Químico y Licenciado en Bioquímica que junto a la clásica de Licenciado en Química, componían el catálogo de titulaciones de primer y segundo ciclo de la Facultad. Estas titulaciones, después de la adaptación al Espacio Europeo de Educación Superior, se transformaron en Grado en QuímicaGrado en Ingeniería Química y Grado en Bioquímica y cuatro títulos de máster, Máster en Ciencia y Tecnología QuímicasMáster en Ingeniería Química: Ingeniería de ProcesosMáster en BioquímicaBiología Molecular y BiomedicinaMáster en Química Orgánica (interuniversitario). Además se imparten otros dos másteres europeos: Máster Erasmus Mundus en Molecular nano- and bio-photonics for telecommunications and biotechnologies/Nano y Máster Erasmus Mundus en Advanced Spectroscopy in Chemistry.

El impacto social de la ciencia química ha sido y es enorme. Son innumerables los sectores industriales, además del propio sector químico, que se han beneficiado del espectacular avance de la química durante los últimos 150 años. Pero, además, la química tiene un impacto directo sobre las personas; baste pensar en el diseño de nuevos fármacos, conservantes, fertilizantes, insecticidas, fungicidas, detergentes, catalizadores, etc. Se han desarrollado nuevos fármacos cada vez más eficientes y con menores efectos adversos; conservantes que permiten mantener y trasladar a grandes distancias alimentos, desde las zonas donde se producen hasta aquellas en que son necesarios;  productos para la agricultura que han permitido nutrir las plantas de forma más eficiente y controlar plagas y enfermedades de las mismas con el consiguiente aumento de la producción agrícola; catalizadores más eficientes y selectivos para prácticamente todos los procesos químicos utilizados a escala industrial. Además la química está presente o es el actor principal de nuevos sectores, algunos de los cuales constituirán las nuevas revoluciones tecnológicas de este siglo XXI: Energías limpias, nanotecnología, biotecnología, química sostenible, etc.

Se encuentran químicos, ingenieros químicos o bioquímicos trabajando en producción y control de calidad de refinerías, potabilizadoras y depuradoras de agua, plantas de producción de energía, plantas de reciclado, producción de materiales de construcción, producción de cerveza, vino  y resto de alcoholeras, plantas de manufactura de todo tipo de productos de alimentación, cosmética, detergentes, farmacéuticas, plásticos, etc. La lista es muy extensa, sin hablar de la producción directa de materias primas químicas y por supuesto la docencia a todos los niveles y la investigación. Por tanto son muchas y variadas las oportunidades profesionales que tienen los alumnos que deciden cursar los estudios que ofertamos en la Facultad de Ciencias Químicas.

Bienvenido, y gracias por visitarnos.

Francisco Ortega Gómez

Decano